Caníbal (2013)

canibalLuego de un largo período distanciado del cine español he decidido dedicarle tiempo a esta industria tan sólidamente encaminada a la perfección del séptimo arte y no vi mejor manera que ponerme al día con las películas nominadas y ganadoras de los Goya.

La oportunidad le tocó a Caníbal, basada en la novela de Humberto Arenal y dirigida por Manuel Martín Cuenca, quién debutase como director hace 10 años con la excelente ópera prima La Flaqueza del Bolchevique, filme protagonizado por el veterano Luis Tosar y la entonces debutante María Valverde.

La trama nos cuenta la historia de Carlos (Antonio de la Torre), un sastre en Granada, hombre solitario y poco conversador que disfruta comer carne humana, tomando como única fuente de suministro a mujeres, valiéndose de diversos medios para obtener el cuerpo lo menos maltratado posible y llevarlo a una propiedad en las montañas para proceder a descuartizarlo y posteriormente dividirlo en porciones cuidadosamente empaquetadas que son almacenadas en su refrigerador.

De forma repentina una vecina masajista se muda al mismo edificio, quién muestra inmediato interés en Carlos y en lo callado que se comporta. Luego de algunas semanas esta vecina desaparece sin dejar rastro alguno, siendo este el motivo de la aparición de su hermana Nina (Olimpia Melinte, quién interpreta el papel de ambas hermanas) en pos de investigar el paradero de su pariente y las circunstancias del extraño caso.

Es evidente el mutuo interés entre Nina y Carlos, quienes eventualmente empiezan a conversar, visitarse mutuamente y hasta planear un viaje de algunos días a las afueras de la ciudad. Estas circunstancias nos mantienen en un enorme suspenso sobre las acciones que Carlos vaya a tomar de cara a su obvio enamoramiento y amor que empieza a sentir por Nina y su trastorno caníbal de aparentemente toda una vida.

A mi juicio es una película genial, muy diferente a la línea que usualmente llevan la mayoría de los filmes con temática similar. Manuel Martín Cuenca vuelve a hacerlo de nuevo, un excelente trabajo digno de la mayor de las admiraciones, quizá tanto como su ópera prima. La fotografía fue muy bien lograda y las locaciones son simplemente geniales.  La película obtuvo 1 Goya en la categoría de mejor dirección de fotografía y estuvo nominada a mejor película, mejor dirección, mejor guión adaptado, mejor interpretación masculina protagonista, mejor actriz revelación, mejor dirección artística y mejor sonido.

Recomiendo esta películas a los amantes del cine español, aquellos espectadores pacientes que disfrutan primero el arte y luego el entretenimiento. Mi puntuación es de 7.0 de 10.

Avance:


Enlace IMDb

RelatedPost

Deja tus comentarios