Die Fremde (When We Leave) (2010)

Luego de enterarme de que Die Fremde estaría representando a Alemania en el más reciente Festival de Cine Internacional de Santo Domingo, recordé que la tenía y no la había visto. Esta película es el primer trabajo de la directora Feo Aladag (o como se le llama en el mundo del cine a estos trabajos, ópera prima). En el protagonismo nos encontramos con mi actriz alemana favorita Sibel Kekilli (Gegen die Wand, Winterreise, Die Männer der Emden, Game of Thrones) en el papel de Umay y Florian Lukas (Goodbye Lenin! ) como Stipe.

Umay es madre de un niño y casada con Kemal, quienes viven en Estambul en casa de los padres de éste. Kemal la maltrata física y verbalmente, motivo principal para que Umay decida tomar un vuelo a Alemania junto a su hijo Cem y vaya a casa de sus padres por unos días. Los padres de Umay son turcos ortodoxos y sobre todo su padre y su hermano mayor no ven bien que ella haya abandonado a su esposo, independientemente del trato que este le propine, ya que ellos piensan que al momento de casarse la esposa pasa a ser propiedad de su esposo. El maltrato verbal y las amenazas empiezan a estar a la orden del día por parte de su padre, causando nuevamente que Umay decida irse de dicha casa a un albergue junto a su hijo. El constante acoso por parte de su familia conlleva a que su esposo viaje desde Turquía a Alemania a recuperar a su hijo y llevarlo con él, acto que queda frustrado por Umay. Luego de estar viviendo en diversos sitios, Umay conoce a Stipe, un chico no tan listo pero con las mejores intenciones para con ella y su hijo.

Las cosas les van marchando bien durante un tiempo, hasta que la familia retoma los acosos y la hostigación para que Umay vuelva a Estambul a vivir con Kemal y pase por alto el maltrato al que vivía atada durante tanto tiempo. En son de separarla de su hijo Cem, sus hermanos se ven obligados a tomar una decisión bastante extrema, y es aquí precisamente donde la película lleva al espectador al mayor climax durante las casi dos horas que dura el filme.

Este drama está muy bien logrado, le llega hasta al más duro de los corazones. La recomiendo bastante, he quedado fascinado tanto con la musicalización, la fotografía y sobre todo las actuaciones y la típica manera en que Kekilli se compromete con su trabajo y termina causando una excelente apreciación por parte del público. Le doy una puntuación de 8.5 / 10.0.

Avance

Enlace IMDb