Jackass Presents: Bad Grandpa (2013)

bad grandpaNo siempre quiero ver un drama independiente o nominado a premios de la Academia, por momentos lo que quiero es simplemente divertirme y reír un poco sin importar que tan buena sea o no la película, es entonces cuándo decido ver un filme como Jackass Presents: Bad Grandpa. Este tipo de películas cargadas de situaciones fuera de lo común ya me encantan desde la época en que todavía se podía digerir un poco el contenido de MTV y básicamente Jackass era de lo poco interesante dentro de la oferta.

Este filme es dirigido por Jeff Tremaine, el mismo responsable de las entregas anteriores de la saga Jackass. La trama nos cuenta la historia de Irving Zisman (Johnny Knoxville), un abuelo que acaba de perder a su esposa y debe cuidar a su nieto Billy (Jackson Nicoll) en contra de su voluntad y llevarlo al cuidado de su padre Chuck (Greg Harris), ya que su hija (y madre de Billy) Kimmie (Georgina Cates) está prófuga de la justicia por un problema de drogas.

En caso de que aún no conozcan de que van estas películas, aclaro que se recrean situaciones comprometedoras y embarazosas dónde una parte de los involucrados son actores y el resto son personas común y corriente que caen de víctimas. Dicho esto se pueden imaginar cómo reaccionó el público que asistía al funeral de la esposa de Zisman y que hacían de coro fúnebre al momento en que llega su hija Kimmie y se empiezan a pelear delante de un micrófono abierto para luego llevar la discusión a puros empujones que harán caer en féretro delante de todos.

Luego de que Zisman se hace cargo de Bill, empieza el verdadero recorrido por todo el centro de Estados Unidos y un sin fin de situaciones jocosas, divertidas y por supuesto embarazosas. Algunas de las escenas pueden ser un poco fuertes para algunos, sobre todo aquellos que no estén acostumbrados al tipo de comedia realizada por el equipo de Jackass. Una de las partes finales me recordó bastante a Little Miss Sunshine, dirigida por  Jonathan Dayton y Valerie Faris, película que les recomiendo enormemente a todos.

De forma muy jocosa, al terminar la película me preguntaba ¿por qué no la había visto antes?. Me encantó y no pude contener la risa en cada escena que pasaba. Disfruté mucho la fotografía y el uso de diversas cámaras para captar mejor las reacciones de las víctimas, algo ya típico en los trabajos de Jackass a cargo de Tremaine. Pocas veces suelo dar muchas puntuaciones a las comedias, pero esta sinceramente caló de una forma increíble, así que le doy un merecido 7.5 de 10.

Avance:

Enlace IMDb